Actitudes y acciones para solucionar el fracaso escolar

El miedo al suspenso es algo que está por igual en alumnos como en padres. El abandono escolar es uno de los grandes problemas de nuestro sistema educativo y luchar contra él es una carrera de fondo y tarea de todos. 

Las causas del fracaso escolar pueden ser muchísimas y a menudo coinciden con las causas del abandono escolar. Las dificultades de aprendizaje, la falta de concentración o la desigualdad socioeconómica son solo algunos de los factores que influyen. 

En la mayoría de escuelas se hace un trabajo duro para prevenir el fracaso escolar, pero muchas veces los esfuerzo no son suficientes y hay que trabajar para solucionar los huecos que deja el fracaso académico.  

 

Actitudes para solucionar el fracaso escolar 

 

La motivación es clave para sacar buenas notas. Una actitud positiva y sobre todo proactiva es esencial para conseguir buenos resultados. Si los padres tratan de luchar contra el fracaso escolar luchando contra sus propios hijos no llegarán muy lejos. 

Recuerda que esto no se trata de aprobar un simple examen, acabar con el fracaso y el abandono escolar es tratar de hacer entender la importancia de los estudios. Y educar en el esfuerzo y en las ganas de progresar. 

Por eso hay una serie de actitudes que tenemos que tener siempre presentes: 

  • Primero escucha: es imposible que solucionemos cualquier cosa si primero no conocemos el problema. Algunos padres y profesores cometen el error de creer que el alumno no entiende bien cuál es el problema. Sin embargo, de una conversación tranquila y profunda con él podremos identificar las causas de poco rendimiento académico. 
  • Todas las preguntas son buenas: si un estudiante saca malas notas es probable que se esté cuestionando muchas cosas. Cuando nos enfrentamos al fracaso lo primero que nos preguntamos es ¿para qué seguir intentándolo? deja que se haga esas preguntas, es sano encontrar una respuesta positiva.

Encuentra a los mejores profesores de repaso

  • Tolera y entiende los errores: todos los nos equivocamos y la mayoría de las veces no lo hacemos con la intención de hacer las cosas mal. Hay veces que no podemos controlar el aburrimiento o que la pereza nos puede. Encontrar la raíz del error es primordial y para hacerlo tenemos que ser comprensivos con esos errores. 

Para unos padres no es fácil aceptar que nuestro hijo no está cumpliendo las expectativas que teníamos de él. Pero tenemos que mentalizarnos de que los buenos resultados conllevan altos y bajos.

 

 

¿Cómo solucionar el fracaso escolar?

 

El fracaso escolar es un problema bastante serio, sobre todo en niveles superiores como la secundaria. Por eso cuanto más tardemos en actuar más complicado será acabar con él. Si no queremos que nuestro hijo acabe por abandonar los estudios tenemos que tomar medidas.

En primer lugar, siempre tenemos que contar con el apoyo de profesionales de la educación. Sobre todo en los casos en los que el fracaso se debe a trastornos específicos como el déficit de atención.

  • Toma medidas con el consenso de todos: si los resultados académicos hay que hacer acciones para estudiar más y mejor. Pero no se deben imponer, todo lo que se haga debe entenderse, pedir más esfuerzo sin sentido es algo que está condenado al fracaso. 
  • Compartir la carga: el trabajo los padres inspira a los hijos. Si ve que se implican en sus estudios, aunque sea estando presente para resolver cualquier duda. Es algo que siempre ayuda y que en ningún caso resta. 
  • Ayuda externa: siempre que nos sea posible hay que contar con la ayuda de algún profesor particular de repaso escolar. Hay que confiar en los profesores de la escuela pero en muchos casos no pueden llegar a todas partes y debemos de invertir todos los esfuerzos en remontar. 
  • Hacer fluir la comunicación: hay que aprender a hablar con todas las partes implicadas en la educación de un hijo. Tenemos que saber cómo se siente nuestro hijo y como lo ven sus profesores, tanto los de las escuelas como los que lo ayudan fuera de esta. Solo con información podemos poder una acción u otra. 
  • Constancia antes que explosividad: hay que aprender a ser constante, esto un fallo que cometen tantos alumnos, como profes, como padres. El fracaso escolar hace saltar las alarmas en un momento puntual y tomamos medidas puntuales y en fácil dejarse llevar y olvidarse de actuar siempre con la misma fuerza. 
  • Valora cada victoria: con los resultados hay que ser pacientes, sobre todo si nos enfrentamos a problemas que son muy profundos. Por eso cada buen resultado, por poco que parezca intenta premiarlo y celebrarlo como una gran victoria. 

 

 

Educación personalizada contra el fracaso escolar

 

La solución más importante para acabar con el fracaso escolar es confiar en los profesionales. No podemos enfrentarnos a problemas tan serios nosotros solos, por mucha buena voluntad y conocimientos que tengamos. 

Nunca vamos a tener el mismo conocimientos sobre técnicas de estudio y métodos de aprendizaje al mismo nivel que un profesor que se dedica al repaso escolar. Unos padres sirven de apoyo en muchos sentidos, pero en el pedagógico es mucho mejor dejar a los mejores. 

Por eso, para detectar cualquier problema debemos confiar primero en los tutores de los alumnos. Solo ellos conocen el día a día. Después hay que consultar con pedagogos y especialistas en educación para saber dónde está el problema. 

Por último, en la solución no hay nada como un profesor particular especializado en refuerzo escolar. Lo más importante a la hora de solventar este tipo de problemas la personalización es fundamental. Hay que mirar caso por caso y aplicar una solución a cada uno de los alumnos. 

Tanto en la detección del problema como en su solución hay miles de factores que influyen y que pueden si no miramos al detalle se nos pueden escapar. Por eso debemos confiar en un educador que esté concentrado en nuestro hijo y este pueda tener la mejor educación posible. 

Síguenos en
© 2007 - 2020 Tusclases.com.ve Mapa web: Profesores particulares